×
Elia Martínez Rodarte
Elia Martínez Rodarte
ver +
Elia Martínez-Rodarte. Periodista y escritora oriunda de Saltillo, Coahuila. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación, por el Tecnológico de Monterrey, en cual realizó estudios de postgrado en Periodismo Especializado. Es autora de la columna sexual "Ivaginaria". Es autora del libro Ivaginaria (Posdata Ediciones, 2010) y colaboradora de varios periódicos en México. Ha sido becaria del Centro de Escritores y es editora de la publicación trimestral de arte y literatura Manual del Desierto.

" Comentar Imprimir
22 Enero 2021 04:00:00
Única y personal: así es nuestra genitalia
Escuchar Nota
Nuestros órganos sexuales pélvicos externos masculinos y femeninos son únicos y se ven diferentes en cada persona. Son como una cara. Un rasgo personal y definitorio de cada quien. Por ello lo que vemos en nuestro cuerpo es distinto a lo que observamos en la pornografía, por ejemplo, y en otros cuerpos. De una lectora, 39 años, mujer recién casada en segundas nupcias y madre de tres hijos, este mensaje.

“Mi segundo esposo y yo nos conocimos hace seis meses y por la pandemia decidimos casarnos para vivir juntos y ahorrar. Después de un par de meses de relaciones sexuales normales como cualquier pareja, me di cuenta que en su pene en la cabeza y alrededor tiene como unos granitos blancos de distintos tamaños, pero él me dijo que siempre los había tenido y que incluso se le han ido quitando con el tiempo, pero no todos (...) no parece infección o no parecen de herpes, pero antes de ir a consultar decidí escribirte, aunque mi esposo me dijo que nunca le molestaron y no le impide la limpieza. Tampoco he tenido molestias, pero creo que es mejor saber si no es una enfermedad venérea…”.

Antes que nada gracias por la confianza de enviarnos su pregunta, que creo que puede servirle a otras personas, de hecho a muchos hombres, que no saben que esos granitos que menciona en el correo se llaman pápulas perladas.

Estas granulaciones cuyo nombre médico es Hirsuties papillaris genitalis, se encuentran por lo general en el glande, en la zona del bálano, que es el rollito que subyace a la cabeza del pene. Ahí es en donde se pueden encontrar las pápulas perladas, que llaman la atención porque no se hallan en todos los penes. Encontré en distintas fuentes porcentajes disímbolos sobre cuántos hombres las tienen en sus falos, pero es un hecho que es común en todas las razas y son absolutamente

inofensivas. No son parte de una infección de transmisión sexual, es decir, no serán una enfermedad venérea. No son dolorosos o molestos o un signo de poca higiene.

También conocidas como glándulas de Tyson, estos bultitos de colágeno y tejido, solo son inofensivos si se encuentran en la parte mencionada en el glande, ya que de estar en otro sitio podría ser una verruga del virus del papiloma humano. Si busca en internet “pápulas perladas” podrá ver la imagen de una serie de granitos, algunos en tonos blanquecinos y otros rosados, todos ubicados “al pie” por así decirlo, del glande, justo en donde se une la cabeza con el falo.

Es muy interesante mencionar que además estas pápulas son signos vestigiales de lo que fue el pene de nuestros ancestros. El pene de los señores prehistóricos pudo haber tenido espinas, antecesoras de estas pápulas que pudieron haber servido a esos hombres a eliminar el semen de otros hombres así como a asegurar la permanencia del pene dentro de un coito vaginal y así asegurar su inseminación. Quizás de ahí también el lugar común de que es mejor el coito si dura más, lo cual arruina todas las expectativas de goce coital. Es mejor gozar el viaje.

Pero para garantizar la tranquilidad de quien nos escribe: estas granulaciones no son vehículos de infecciones de transmisión sexual; no son signo de la presencia del virus del papiloma humano; no son algo relacionado con la falta de higiene; no afectan el coito ni la manera de dar placer del pene; no es necesario removerlas y quitarlas por fines estéticos es muy invasivo.

Espero sus comentarios y les espero en mis redes sociales en #Ivaginaria.
Imprimir
COMENTARIOS