×
Sandra Rodríguez Wong
Sandra Rodríguez Wong
ver +
Candidata a Doctor en Derecho Constitucional, por la UANE. Licenciada en Derecho y Maestra en Derecho Fiscal por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila. Catedrática de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila. Presidenta de la Región Norte De La Asociación De Magistrados De Tribunales De Justicia Administrativa De Los Estados Unidos Mexicanos, A.C. Magistrada Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa de Coahuila de Zaragoza.

" Comentar Imprimir
13 Enero 2021 04:02:00
Mujeres coahuilenses
Escuchar Nota
Hace unas semanas, en mi red social, escribí la idea de reconocer a mujeres capaces de cambiar la historia del estado. Comentando esto con algunas personas, empezaron a emerger los nombres de mujeres destacadas y perseverantes, entregadas a sus deberes de profesionistas y demás tareas, aquellas que implican ser madres, hijas, esposas, hermanas.

Mujeres que han trazado ruta y han abierto puertas para las que siguen concibiendo nuevas ideas, moldeando obras y hasta forjado instituciones, muchas veces y, casi en la mayoría, a costa de altos sacrificios.

Lo interesante del ejercicio fue que al empezar a señalar fechas, momentos y acciones, dimos cuenta de que sus obras, sus creaciones y hasta algunas instituciones permanecen, y que por alguna distracción o descuido ha dejado al nombre de su creadora en la indiferencia.

¿Cuál fue la reflexión? ¿Por qué no hemos dado a esas mujeres su justo espacio? ¿Por qué no las hemos reconocido? ¿Por qué olvidamos sus nombres?

Hice públicamente un compromiso con esas mujeres de reconocer la labor de aquellas de las que no hablamos, de aquellas que no están en retratos, en estatuas o en murales, y qué si están, ni siquiera sabemos o recordamos sus nombres. De darle a esas mujeres su justo lugar en la construcción de la historia de nuestro estado. Buscar ese espacio, evocar sus acciones y, por qué no, recordar sus nombres.

A través de mi cuenta invité a quien quisiera sumarse a la reconstrucción de ese pasado que nos hace ingratos por olvidarlo. La respuesta no fue la esperada, fue mejor. Eso es lo que me trae el día de hoy aquí, la generosidad de quien quiere y sabe escuchar.

Entre algunos nombres que surgieron fueron Emilia Calderón de González, la primera secretaria ejecutiva del Voluntariado de Coahuila; Hipólita Tapia Saucedo, una de las primeras juezas del estado; Juana María Flores Gómez, la primera en ascender escaños en terrenos conceptualizados solo para hombres como en la Procuraduría; Guadalupe González Ortiz, Guadalupe García de Rodríguez, entre muchas otras.

El Congreso del Estado otorga una Presea al Mérito de la Mujer, que se ha concedido en algunas ocasiones. Para conferirla se consideran ocho áreas específicas: trabajo político, investigación científica e innovación tecnológica; labor altruista, trabajo para el desarrollo del campo, gestión sindical, cultura y deporte y actividad empresarial; sus nombres y sus historias pocos las conocen.

Hay también nombres en la Galería, como el de Elena Huerta Múzquiz, muralista y fundadora de la compañía de Teatro Infantil; Enriqueta Ochoa, poeta y escritora, y Pilar Rioja, bailarina, en reconocimiento a su destacada contribución al arte y cultura coahuilense.

Existen murales en instituciones públicas y educativas en donde se encuentran mujeres que fueron reconocidas por ser fundadoras o pioneras en la edificación del estado; maestras, enfermeras, periodistas, sus nombres, su historia, su legado, han quedado ocultos detrás de una imagen.

Reconocer a estas mujeres haciendo memoria de su entusiasmo y sus preocupaciones tal vez no parezca un justo homenaje, pero sí es un gran inicio. Recompensar su desvelo, su pasión y su coraje por mejorar las condiciones de diversa índole en un estado, recapitulando su vida y su historia, mitigará apenas la herida que por muchas décadas las ha dejado en el olvido.

Estoy segura que encontraremos usted, quien presta atención a lo que aquí he relatado, y yo, alguna manera de que las grandes mujeres de este estado sigan siempre presentes.
Imprimir
COMENTARIOS